BLOG

La legítima en el nuevo Código Civil y Comercial

El Código Civil y Comercial mantiene la institución de la legítima (art. 2444) y los mismos legitimarios que el Código Civil (art. 2424), aunque disminuye las porciones y así reconoce a los descendientes dos tercios, a los ascendientes un medio y al cónyuge también un medio (art. 2445). Por otra parte, ha introducido la "mejora a favor de heredero con discapacidad", lo que le permite al causante disponer de un tercio de las porciones legítimas para aplicarlas como mejora estricta a descendientes y ascendientes con discapacidad (art. 2448). Obviamente esta porción se suma a la porción disponible "normal". Respecto al cálculo de la legítima, el nuevo Código Civil y Comercial presenta ciertos cambios. Veamos brevemente cómo quedó configurado.

En principio, para el cálculo de la legítima, debe estarse a las porciones de legítima —establecidas en el artículo 2445— para calcular la legítima global. En el caso de concurrencia de legitimarios, el artículo 2446 expresamente establece que para el cálculo de la porción disponible se toma la legítima mayor. Esto es que en caso de concurrencia, por ej., de cónyuge con descendientes se aplicará para el cálculo de la legítima global los dos tercios que corresponde a los descendientes por ser la legítima mayor.

Además, el artículo 2445 prescribe que las porciones de legítima se calculan sobre la suma del valor líquido de la herencia al tiempo de la muerte del causante, más el de los bienes donados computables para cada legitimario a la época de la partición, según el estado del bien a la época de la donación. De esto se colige que primero se deben determinar los bienes del acervo para luego valuar los bienes y deducir las deudas (ambas cosas al tiempo de la defunción); y, posteriormente, se deben incluir los bienes donados colables —según cada legitimario— al momento de la partición (y no del fallecimiento), calculando su valor según el estado de lo donado al tiempo en que se produjo la donación. Esto último debe interpretarse conjuntamente con el artículo 2418, que dispone que en todos los casos, para la colación y el cálculo de la legítima, se debe tener en cuenta el valor de los bienes al tiempo en que se hacen las donaciones, apreciado a valores constantes. Pareciera que se excluye a los legitimarios de las mejoras o deterioros que, entre la la donación y la partición, sufra lo donado.

Cuando el artículo 2445 dice "(...) los bienes donados computables para cada legitimario (...)", es porque en su tercer párrafo prescribe que sólo se tomarán en cuenta las donaciones colacionables efectuadas a partir de los trescientos días anteriores a su nacimiento o, en su caso, al nacimiento del ascendiente a quien representa; y para el del cónyuge, las hechas después del matrimonio. Es por esto que los bienes sobre los que se debe calcular la legítima son relativos a cada legitimario.

Por otra parte, hay que tener en consideración que, en caso de mediar matrimonio del causante, se deben excluir los bienes gananciales de la sociedad conyugal disuelta por el fallecimiento (que corresponderá liquidar y adjudicar siguiendo las reglas del matrimonio), para la determinación de los bienes del acervo. Asimismo, se deberán contabilizar para el cálculo de la legítima solamente las donaciones que tengan menos de 10 años de antigüedad a la muerte del causante, pues no procede la acción de reducción contra quien haya poseído la cosa durante diez años, sea donatario o sub adquirente (art. 2459).

Sin dudas la nueva legislación civil es mucho más flexible que la anterior, priorizando la voluntad de las partes por sobre la institución heredero legítimo.

Buscador
Propiedad Intelectual
Facebook
Bravard 6, Bahía Blanca (8000)
Esmeralda 582, 9°, oficina 34, CABA (1007)