BLOG

El consumidor expuesto en el nuevo Código Civil y Comercial

La figura del consumidor expuesto fue introducida en la Ley 24240 de Defensa del Consumidor (LDC) por la Ley 26361, remplazando su art. 1°. De esta forma, la LDC pasó a brindar protección al denominado “consumidor expuesto” o “by stander”, estableciendo el segundo párrafo del referido art. “(...) Se considera asimismo consumidor o usuario a quien, sin ser parte de una relación de consumo, (...) de cualquier manera está expuesto a una relación de consumo”. Se trata precisamente de quien sufre consecuencias a partir de la relación de consumo ajena . Esto significa que consumidor expuesto es "(...) una persona o grupo de ellas que no son parte de la relación de consumo 'base' o 'fuente', pero que, además, no adquieren o utilizan bienes como destinatarios finales, sino que solamente se encuentran expuestos a ellos o a las consecuencias del acto o relación de consumo que introdujo esos bienes en el mercado” .

La incorporación del by stander en nuestro régimen de consumo, significó la recepción normativa de una tendencia que ya venía vislumbrándose en nuestra jurisprudencia. En el caso “Mosca" , de 2007, la Corte Suprema de Justicia de la Nación reconoció legitimación al actor que, sin ser parte de una relación de consumo —en el caso concreto se trataba de un espectáculo deportivo—, se vio expuesto a ella sufriendo lesiones por las cuales se responsabilizó a los organizadores del evento. Así, la CSJN sentó una pauta interpretativa esencial: “(...) el derecho a la seguridad previsto en el art. 42 de la Constitución Nacional, que se refiere a la relación de consumo, abarca no sólo a los contratos, sino a los actos unilaterales como la oferta a sujetos indeterminados. De tal modo, la seguridad debe ser garantizada en el período precontractual y en las situaciones de riesgo creadas por los comportamientos unilaterales, respecto de sujetos no contratantes. Cada norma debe ser interpretada conforme a su época, y en este sentido, cuando ocurre un evento dañoso en un espectáculo masivo, en un aeropuerto, o en un supermercado, será difícil discriminar entre quienes compraron y quienes no lo hicieron, o entre quienes estaban adentro del lugar, en la entrada, o en los pasos previos”.

Ahora bien, el nuevo Código Civil y Comercial (CCyC) en su art. 1092 define a la relación de consumo, precisando también lo que debe entenderse por consumidor y quién se equipara a él; delimitando de esta manera el ámbito de aplicación del régimen tuitivo de los consumidores o usuarios. Como se puede observar a simple vista, el CCyC, al excluir como sujeto destinatario de protección al “consumidor expuesto”, acota el ámbito subjetivo de aplicación del régimen tuitivo. Ante el panorama planteado, subsisten aún ciertas dudas acerca del futuro del consumidor expuesto en nuestro ordenamiento jurídico, fundamentalmente porque lo dispuesto en el nuevo CCC se contrapone con la doctrina legal sentada por la CSJN. A esto debe agregarse que, cuando la Corte Suprema a nivel nacional dictó la sentencia en el mencionado caso “Mosca”, la figura del consumidor expuesto no se encontraba prevista en la LDC —como tampoco se encuentra prevista ahora tras la reforma del CCyC—, en aquél momento la corte actuó en su carácter de intérprete constitucional del concepto de “relación de consumo” . Al respecto coincidimos con la doctrina que sostiene que la reforma del CCyC no limita la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación mantenga la interpretación de la relación de consumo fijada en “Mosca”, por ser ella la máxima intérprete de la Constitución Nacional, y por tratarse aquél de un concepto constitucional consagrado en el artículo 42 de la misma .


i. Picasso y Vázquez Ferreyra, “Ley de Defensa del Consumidor. Comentada y Anotada”, comentario de Fulvio G. Santarelli, La ley, 2009, Tomo I pág. 51-52.

ii. Rusconi, Dante D. “Manuel de Derecho del Consumidor”, Buenos Aires, Abeledo Perrot, 2008, pág. 163.

iii. Mosca Hugo c/ Provincia de Buenos Aires y Otros, Corte Suprema de Justicia de la Nación, 06/03/2007.

iv. Rivera Julio César y Medina Graciela, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”, comentario de Martín Sigal, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Ley, 2014, Tomo III, pág. 718.

v. Idem, pág. 720.

Buscador
Propiedad Intelectual
Facebook
Bravard 6, Bahía Blanca (8000)
Esmeralda 582, 9°, oficina 34, CABA (1007)